REUNIÓN

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 9/15/2019 12:00:00 a. m.

0

Para el otro altariano que a regañadientes heredó una misión de la que nunca estuvo convencido, la restitución documental a su pasado de pertenencia carecía de lógica al malinterpretar que aquellos fragmentos de memoria ausentes de su contexto temporal, inducirían sutiles cambios cotidianos hasta distorsionar la historia conocida. Sin embargo había una acción específica que lo emocionaba: la recuperación de aquellas comunicaciones que se habían interrumpido por el extravío de cartas y postales.

Disfrutaba cuando su intervención podía encausar un sobre o una tarjeta hasta su destino, pero en los meses previos a su dimisión y regreso al presente que le correspondía, le quedaron algunas tareas pendientes como la que encontró mientras limpiaba y ordenaba su estudio:



Querida Mamá y querida Oma.

Espero que se sientan muy bien.
Estoy contentísima porque van a venir
el 13 de febrero, viene también la Oma.
Aquí me estoy sintiendo muy bien y me divierto mucho.
Otra vez fuimos al cine a ver la película
El “Rey de los potros”.
Ahora las despido con un gran abrazo de su
Diana

El manuscrito lo había desbordado de curiosidad porque carecía de referencias sobre dicha película. Intentó investigar su procedencia, argumento y fecha de estreno, pero nadie recordaba haberla visto y ninguna biblioteca sobre cine lo pudo sacar de la intriga. Maldijo que empantanado en 1988, todavía debía esperar hasta 1995 para que el país comercializara sus primeras conexiones a internet.

Despreocupado por tal incongruencia, el asunto regresó ante sus ojos cuando en una nueva purga de libros y papeles apareció una foto con la siguiente inscripción en el reverso:

“Mamá y Oma en el Dique de Los Molinos”


Entonces recordó la filmografía nunca comprobada de Myriam Stefford, las joyas falsas que él había descubierto al pie del olivo donde estaba sepultado su excéntrico marido y otras farsas que lucían más reales que esta pedestre paradoja de una familia reunida ante las sierras y un embalse, a pesar de una postal extraviada por el correo de la época.

AJORCAS

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 9/11/2019 12:00:00 a. m.

0

En el salón fumador del Sierras Hotel, dos hombres se encuentran para realizar un intercambio que iniciará otra leyenda.

El más espigado y de mirada dominante, recibe del otro encorvado y con ojos ladinos, un estuche portando el encargo asumido en los primeros meses del año 1935.


Más tarde en su alcoba, el comitente revisa a través del cristal, el contenido de los recipientes gemelos cuya naturaleza haría dudar al mejor experto en gemas preciosas.


Las joyas de Myriam Stefford, replicadas a pedido de Raúl Barón Biza para despistar a los futuros saqueadores del vertical mausoleo de su esposa, apenas se diferencian por una minúscula señal grabada al ácido, en la base de uno de los fanales.

OLEAJES

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 9/04/2019 12:00:00 a. m.

0

Cuando descubrió aquella fotografía caída sobre el tapete de sensores del cuarto de recreación, supo que un miembro de su familia estaba reconstruyendo secretamente los paisajes del pasado vedados por el Superestado Global.


Los ojos temerosos del interrogado, no tuvieron otra opción que hacerle participar de la cofradía clandestina, pero aun tras iniciarse en el tráfico de nostalgias, descubrió que los latidos de su corazón iconoclasta, no se sincronizaban con el de aquellos viajeros del tiempo que pretendían reconstruir una ciudad disuelta en el olvido.

A la edad en que le fueron permitidos los saltos temporales, comenzó a explorar los confines de la historia, indagando las realidades ignoradas por los ojos selectivos de fotógrafos y cineastas. Pero a pesar de su oculta rebeldía, hubo una máxima de la que nunca pudo huir:

“Debes evitar enfrentarte a los Preceptores”


Una tarde de 1958, mientras contemplaba la superficie del tajamar apenas rizada por un par de botes amarrados al calicanto, la hija del altariano asumió identificarse con la facción disidente:

“Soy una tagaciana.”