EMBARCO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 4/28/2010 12:00:00 a. m.

6

.
Puede uno imaginar el ondulante vaivén de las sombrillas de encaje, la inclinación galante de un panamá, el gesto ruborizado oculto tras el abanico primoroso, los músculos tensados agitando los remos...
 
Una luz amarilla filtrándose por las elodeas de la represa, estallando metalizada contra la modestia arroyeña de palometas y mojarras. Sobre los cardúmenes, las canoas escribiendo en la superficie, el propósito de los viajeros: la abolición del tiempo...
 
¿Qué otra cosa podía hacerse en la primera década de 1900?

 
..  Alta Gracia - Sierras de Córdoba Las Tardes en el Tajamar.

RASTREO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 4/21/2010 12:00:00 a. m.

8

.. Alta Gracia - 13 - 12 - 1926
Querido Papá
.
Te envío muchos saludos y cariños y estoy muy contento con los aires de ésta Sierra. Lástima que no estemos todos juntos. Besos al Chiquito y a la Negra. Cariños a las primas y tu recibe muchos besos de tu hijo que te quiere.

José M. López
 
. .
En un bolsillo de su chaleco, José lleva a la estafeta postal la tarjeta que eligió para su padre. Una estampilla de cinco centavos la hará cruzar puentes y llanuras en las sacas del correo, transportando en sus minúsculos cuadrantes coloreados, la escenografía de su felicidad: un paseo en burro hasta la gruta de Lourdes, la zambullida en el Primer Paredón, una tarde de pesca en el tajamar jesuítico.
Horas de luz y alas, nidos conquistados y colecciones de rocas erizadas de chispas misteriosas, sabores frutales, belfos algodonosos bajo la palma de la mano, barriletes remontados hacia las luciérnagas estelares, recuerdos respirados en las sierras...
 
Unas semanas más tarde
 
Los ojos del padre rastrean la caligrafía del hijo, como si se tratara de un camino sinuoso que lo llevará a su encuentro. Por la ventana contempla al Chiquito y a la Negra, que en el jardín ejercitan su canina paciencia aguardando el retorno del pequeño amo y sonríe atando esos lazos de tinta a los latidos de su pecho, sabiendo que por fin la alta gracia del aire serrano, habrá realizado el esperado milagro de la sanación.
 
Crónicas de un altariano.
.

MANRESA

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 4/08/2010 12:00:00 a. m.

4

 
"Las tierras de Paravachasca fueron otorgadas por el capitán Pedro de Villalba, en nombre del rey, a Don Juan Nieto, caracterizado vecino de la ciudad de Córdoba, en reconocimiento de servicios prestados a la Corona y "por cuanto Juan Nieto -afirma el documento original- no tiene tierras donde poder sembrar y hacer sus sementeras para el sustento de su casa y su familia".
 
Esto ocurría el 8 de abril de 1588.
 
Tratábase a tenor de la escritura de donación de "un pedazo de tierra con arroyo que por dichas tierras pasa, que se llama en lengua de los naturales Chicam-Toltina, que está al pie de las sierras que caen hacia mano derecha, yendo al pueblo de Anisacate."
 
 
 "Don Juan Nieto, uno de los compañeros de Don Jerónimo Luis de Cabrera en la fundación de la ciudad de Córdoba, era -según el autorizado testimonio del Padre Grenón- "uno de esos pocos hombres providenciales que a veces se ven en los pueblos, a quienes todos tienen que acudir a solicitar ayuda, apoyo y consejo gratuitos, con frecuencia se le ve tutelar a los huérfanos y menores de edad..."
 
(...)
"Se da como un hecho que en tiempos de Juan Nieto, la antigua Paravachasca o una parte importante de ella, fue bautizada con el nombre de "San Ignacio de Manresa"."
 
Del libro de Francisco Compañy "Breve Historia de la Parroquia de Alta Gracia".
 
Con sus habitantes originarios y unos cuántos corrales para el ganado, la historia colonial de lo que alguna vez sería Altaria, comenzaba a construirse en algún paraje cercano al río Anisacate.
 

Posted by Walterio | Posted in | Posted on 4/07/2010 12:00:00 a. m.

0