NÉMESIS

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/17/2018 12:39:00 a. m.

0


DÉCALOGO DEL COLECCIONISTA


1- Poseer solvencia económica.

2- Acotar el universo de la colección.

3- Respetar lo que se colecciona.

4- Conocer la temática elegida.

5- Seleccionar y clasificar.

6- Investigar y documentar.

7- Conservar adecuadamente.

8- Participar de grupos coleccionistas.

9- Asistir a eventos de coleccionismo.

10- Exponer y compartir.

Ignoro por qué motivo todavía sigo manteniendo ese recorte bajo el vidrio de mi escritorio, quizás como un recordatorio de que hice todo lo posible para cumplir con los divinos mandamientos y así me fue. Era muy joven y a la Sociedad Dieltológica no le debe haber caído bien que en 1988 presentara la postal más antigua. Por eso ahora me encuentro alejada de los eventos que sigue organizando y prefiero aprovechar el tiempo que antes me demandaba, estudiando y catalogando las pocas postales que siguen apareciendo en los mercados de pulgas.

Hoy estoy con el arroyo y quizás no sea la imagen más hermosa que tenga del Primer Paredón, sin embargo trae unas líneas manuscritas muy sugestivas:



Sr
Luis Fontan
Presente

Tu simpatía vuelcas a raudales
demostrando lo que eres, así
si sigues de este modo el odio humano
no te alcanzará a ti.

Graciela A. García
A. M. Villar

A veces siento que el pasado me envía mensajes y que el Sr Luis Fontan no fue el único destinatario de las palabras de sus amigas. Si hoy volví a refugiarme en la inacabable tarea de separar paisajes creando nuevas categorías, es por el descubrimiento que hice esta mañana en el escaparate de una librería:


La portada de una publicación del inefable Licenciado Pezzoni, con aquella postal que la Sociedad Dieltológica no tuvo más remedio que premiar, aunque yo no estuviera entre sus miembros más destacados.

Ingresé al local para poder hojearlo y descubrí que las páginas estaban plagadas de otras reproducciones de mi colección, con apenas una referencia general sobre su procedencia en la contratapa.

Me enfoqué en los textos, la redacción era muy tosca delatando escaso rigor histórico y una carencia de oficio como investigador semejante al monólogo de un bohemio mientras apura copas entre recuerdos y mentiras.

El vendedor interrumpió mi indignación silenciosa, preguntándome si estaba interesada en adquirirlo. Le contesté que buscaba libros de baja calidad editorial con fotos antiguas que se pudieran recortar y aprovechar para hacer decoupage. Me miró dudando, le devolví el volumen y salí a la calle a seguir volcando mi simpatía a raudales.

Hay que reescribir el tercer precepto del coleccionismo:

3- Respetar a quien colecciona.