REFUGIO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 9/29/2010 12:00:00 a. m.

4

Finales de Septiembre de 1942
 
El selecto destino de la aristocracia, comenzó a ser conquistado por otros turistas que necesitaron de un alojamiento más modesto y a espaldas del Sierras Hotel, sobre el mismo Olimpo de los privilegiados, el descanso que antes ofrecía El Bajo, tendió sus mesas hospitalarias para el regodeo de los apellidos menos ilustres.
 
 Crónicas de un altariano.
 
 CECIL HOTEL - ALTA GRACIA
.


Señor Juan Milani
y flia Alta Gracia
13-12-942

Ercilia esta
Postal es para que
vean el hotel en
donde estamos
y de estos parajes tan lejanos
te mando muchos
cariños para juancito y
vesos para vos y Juan Carlos
Mamá.
.
(Los besos maternales, escritos con v seguramente habrán cortado la distancia, con el perfil de una golondrina serrana en vuelo).

CAMINOS

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 9/22/2010 12:00:00 a. m.

2

Arroyos y senderos, cartas y postales entrelazando vidas y destinos. El agua que escribe las estaciones entre las piedras. Los caminos que abandonan el pasado para encontrarse y desencontrarse en otros paisajes…
 
 Camino a los paredones Alta Gracia
 

S/c Agustín Aguirre 151.
.
Alta Gracia, Enero 30 de 1926
Queridísima prima: Lamento estar tan lejos, justamente en la fecha que decidiste hacer tu viaje a Rosario, pero espero no habrá ningún contratiempo para que bien pronto podamos vernos.
Mamá estará aflijida pues tiene tanta ocupación que casi no podrá atenderte y esto me apena, pero debés tener paciencia.
Victorio me dice que no parás en lo de mamá pero yo te dirijo allí, esta para que te la entreguen y me contestes prontito con noticias de tus chicos, y tambien de los que quedaron en Caseros.
Mandame decir también como se encuentra mamá, pues yo le he escrito y aun no me ha contestado. Cariños a los tuyos, saludos a los de casa y tu un fuertísimo abrazo de tu ahijada que no te olvida.
Aida.

SORTIJA

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 9/15/2010 12:00:00 a. m.

8


En la mano de Myriam Stefford, brilla una constelación desarraigada del cielo austral… 


Destellos que la noche no se resignó a entregar y entonces, la aviadora extravió para siempre sus alas.

Si el amor enterró las joyas y erigió un faro para disipar las sombras, si el dolor y el horror abrieron su camino desde un olivar lacerado por incendios y sequías, ya lo narrarán los libros de historia.
En la profundidad de esta tierra yace un corazón diamantino que cada noche remonta la cruz del sur, sobre las miserias dormidas de Altaria.
(Tema musical: Laika's Theme, The Divine Comedy).

ENCANTO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 9/08/2010 12:00:00 a. m.

6

 
Algún día de la primavera de mil novescientos cuarenta y pico...
 
"Bajo esta calle yacen los vestigios de un distante septiembre que se atrevió a florecer como una costa. No llegó a encallar en ella ni acorazado ni pesquero, a lo sumo un modesto carro tirado por bueyes que pastaron y continuaron su marcha seguidos por algunos pájaros...
 
Sobre esta avenida, vagarán los espectros de fantásticos carruajes: veleros de madera terciada, sirenas reposando en valvas de lienzo rosado, colibríes gigantes de papel metalizado, mariposas de celofán y alambre, ficticios antropófagos con serpientes de utilería que festejarán el día del estudiante..."
Crónicas de un altariano.
 
Avda Saenz Peña - Alta Gracia - 205
.

.
Querida tía:
Desde este lugar donde nosotros nos divertimos y
estamos encantados, te enviamos un
cariñoso saludo extensivo a Chato.
Llegamos el domingo 28
a las 13 hs. esperanos en casa de la abuela
con el morfi.
Besos de
Caruso y Carusa.
 

NACÁREO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 9/01/2010 12:00:00 a. m.

2

.
En la escala de grises del pasado, los rostros se desangelan de la vida que los impulsara a celebrar la naturaleza de Altaria...
 
.Alta Gracia - Sierras de Córdoba
El Poético "Primer Paredón"
 
.
De la piel se ausenta el latido nacarado, de los labios huye el fulgor carmín, de los ojos emigra el brillo crepuscular de aquella tarde que les reservara el asombro.
 
¿Cómo habrán sido esas mujeres, bajo el vibrátil esplendor de la luz serrana?