TORREÓN

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/30/2008 12:00:00 a. m.

8

- Ya será hora de comer?
- No sé, a mi todavía no me pica la panza,
- Y a mi… ¡no me pica ni un bagre!


 
16 de Marzo de 1933
.
“…Alta(G)r(ac)ia ha adquirido en nuestros días una importancia indiscutible. Centro veraniego, estación climatérica, objetivo del turismo nacional, centro industrial, agrícola y comercial. Todo ello, da a la fecha tri-centenaria una trascendencia innegable y la convierte en un acontecimiento digno de ser conmemorado con toda solemnidad”.
 
“…creo, salvo mejores opiniones, que el monumento indicado para Alta(G)r(ac)ia, sería una torre de tipo colonial, que armonizara con su Iglesia y Claustro, levantada en la esquina Sur del Tajamar, que llevara en la parte superior un reloj de cuatro esferas, coronada por un mástil donde se izará en las grandes festividades, la bandera argentina y por la estatua de la patrona de la Villa, la Virgen de las Mercedes”.
 
(De una carta enviada al Intendente Gaetani por el Diputado Nacional Dr. Juan F. Cafferata).
 
Las raíces de los plátanos de la calle del Molino han hundido sus manos entre las piedras del Tajamar hasta darle una sutil inclinación. Bajo los últimos aplausos que el invierno les permite dar con sus hojas doradas, los niños curiosean las mojarritas atrapadas en sus botellas de plástico. Las comparan, arriesgando un triunfo que las campanadas perezosas del Reloj Público interrumpe, cada uno consulta la hora en su reloj digital, el viejo marcapasos de Altaria atrasa 15 minutos. Apurados cargan sus cañas de pescar y abandonan corriendo el murallón jesuita.

 
Una tarde veraniega de mil novecientos treinta y nueve
 
“Ésta esquina, ya no será la misma. Si las aguas intemporales de esta represa ocultaban el secreto de un monstruo fabuloso que jamás será del mar, si las aves que lo sobrevuelan confiaban en su reflejo para sentar sus nidales, desde hoy un faro que poco a poco elevará la injusticia de un olvido decidirá una métrica para el miedo, le dará una voz a las horas y espantará las alas hasta que éstas se acostumbren a la necesidad humana, de medir los latidos que el tiempo les descuenta.”
 
 Crónicas de un altariano..

LEYENDA

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/27/2008 12:00:00 a. m.

5

.
La tinta comienza a tornarse invisible, pero aún alcanzo a leer:
 
Alta(G)r(ac)ia Enero 11 de 1926,
 
Querido Jorgito aquí tienes el tajamar de Alta(G)r(ac)ia, paseo aristocrático frente al Sierras tendrá una extensión de cuatro cuadras y 10 mts de profundidad. Fue construido por los jesuitas hace 3 siglos y estaba unido a la ciudad de Córdoba por un subterráneo que ha desaparecido encontrándose tan solo a 2 cuadras del camino de Córdoba unos grandes fosos que se presumen pertenezcan o provengan de aquel subterráneo. Queda a 2 cuadras de “San Jorge” frente a la casa que ocupó el virrey Liniers. Te besa Mecha.

Dile a la Negra me mande la dirección de M. E. Imaz. No traje la mantilla ¿vieron?

 
Palabras y perfiles se desdibujan, la memoria se disuelve, las pistas se pierden… Unos años atrás y poco antes de morir, Don Justo Torres bajo los arcos centenarios de la estancia me mostró fotos de vestigios desperdigados por las sierras circundantes: muros desconocidos, calicantos con el mismo patrón constructivo que los que se decoloran en las postales asombradas por el misterio. Le pregunté por el famoso túnel...
 
-Puede que exista algo entre la Iglesia y El Obraje, bajo uno de los confesionarios el piso tenía una resonancia hueca. Sobre el otro túnel…
 
Más tarde, los arqueólogos confirmaron la existencia de un muro subterráneo, paralelo al del tajamar. Ambos conforman la unidad estructural del dique y quizás parte de esas piedras fueran visibles en el pasado, estimulando la imaginación con pasadizos derrumbados sobre tesoros religiosos perdidos…
 
-… yo se dónde hay rastros de un arco como estos pero prefiero guardar silencio. No quisiera que se destruya lo poco que queda. La gente no respeta nada, ya ves lo que hicieron con las hornillas.
 
Se llevó el secreto a otra Altaria. Sospecho, que los arados deben estar sembrando una vana riqueza genética, sobre los cimientos de esta leyenda.
.

ERIALES

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/24/2008 12:00:00 a. m.

3

Por largos minutos puedo detener la mirada sobre un rectángulo en el que la imagen se ha desprendido del tiempo para engañarme con una realidad desaparecida. La imaginación se apodera de los sentidos y Altaria impone su esplendor sobre la borrosa confusión de un claroscuro.
.

 

.
Saludo afectuosamente al estimado amigo Borghetti a quien siempre recuerdo y al que pido no olvidar enviar siempre las novedades “internacionales” estando a la recíproca como prometido.
Julio 29/916
M F…
 
Un día de Julio de mil novecientos dieciseis
 
"Mientras paseo por los alrededores de la Villa, no dejo de pensar en que todo lo que aún queda por construir aquí a 100 años de nuestra Independencia, en Europa ya ha sido destruido por la guerra. No será la primera vez y de la devastación, la opulencia hará su abono para erigir ciudades más deslumbrantes. Pronto en estos pedregales donde los tuscales, encienden sus perfumados pompones amarillos como único lujo primaveral, se refugiará algún sobreviviente de aquella lejana catástrofe."
 
Crónicas de un altariano.

ALTARIA

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/21/2008 12:00:00 a. m.

5

Altaria se manifestó en los paseos dominicales como una sospecha infantil entre los balaustres descascarados, tras los portales eclipsados por infinitas capas de pintura, en la urdimbre de hiedras y olvido que ocultaba casonas dignas de un cuento fantástico.
De aquellas siestas, recupero el perfume resinoso de las lambertianas junto al sabor de las ciruelas pasas que una abuela inglesa (que no era mi abuela) me ofrecía en un plato decorado con flores azules entrelazadas, mientras me quedaba en su biblioteca, curioseando los grabados en las páginas ásperas de un libro que por aquel entonces no podía leer en su idioma original.
.
.
Un día la biblioteca se fragmentó en los canastos y paquetes de una mudanza a Buenos Aires, pero años más tarde recibí de un abuelo inglés (que no era mi abuelo) "THE TIME MACHINE" de H.G. Wells, con una tarjeta en la que me agradecía la postal con un perro parecido a mi Arlequín, que yo le había enviado para su cumpleaños.
.
Ese libro fue mi primer gran viaje en el tiempo...
.
(Aunque todavía disfruto de las ciruelas pasas y el perfume de las lambertianas de tanto en tanto me abre las puertas de Altaria, nunca tuve trabajos importantes).

RASTROS

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/18/2008 12:00:00 a. m.

4

Suelo visitar el museo, intentando hallar alguna ventana que me permita atisbar el perfil del Virrey junto al rosal blanco que se desangraría tras su fusilamiento…
.
“…Ya me tiene Ud. hecho un hombre campestre, ocupado sólo del arado, del buey, del mancarrón, del molino; dando órdenes al albañil, al hortelano, al capataz, al peón, al domador, al carretero, con más gusto que cuando las dictara a una provincia o a un ejército…”
.
(De una carta enviada el 2 de mayo de 1810 por Santiago de Liniers a su amigo don Vicente de Echeverría).
.


.
1820


María del Carmen recorre los aposentos de la casa por última vez, su falda comienza a despedirse de las baldosas con un susurro, mientras controla que todo lo que deba dejar al nuevo propietario sea lo justo y necesario. 


Se detiene por unos instantes ante la puerta abierta del mirador, los cultivos y frutales le siguen pareciendo un milagro en medio de esa serranía tan hostil que precisa armarse de espinas lacerantes para soportar la sequía. Retrocede por el claustro y se dirige al traspatio, en la cocina que su padre mandara a construir una década atrás, la espera su criada. 


Inesperadamente, un nudo en la garganta le impide formular la orden prevista y al intentar disimularlo, posa fortuitamente la mirada sobre una vajilla que llegara desde Inglaterra. La loza, aderezada de festones, cintas y pétalos azules, arma una frágil torre de recuerdos: la infancia en la casa de Buenos Aires, la amenaza de los invasores en el Río de la Plata, el viaje interminable hasta Córdoba…


Un pabellón de ira, ciega sus nostalgias y ante el asombro de la negra que permanece aguardando el mandado, toma algunos platos y abandona la habitación. Las golondrinas huyen de los mechinales asustadas por la carrera de la mujer que busca los lugares comunes de la morada, bajo las bóvedas de crucería.


Entre sus manos, el plato hondo que corona la pila de frágiles cuencos, recoge sus lágrimas y de pie ante el esfínter abierto de la letrina, los arroja sollozando. La memoria de las sopas, el alma de todos los sustentos y festines de la familia de Santiago de Liniers, estrella su lujo europeo contra las piedras que los esclavos alguna vez amuraron en la estancia de Nuestra Señora de Altagracia, para mayor gloria de Dios. 

Entre 1971 y 1974 se realizaron excavaciones en la estancia jesuítica que concluyeron con el importante hallazgo entre otros elementos de dos vajillas inglesas completas (una Creamware y la otra Pearlware). La identificación de las mismas correspondió al Arq. Daniel Schávelzon, mientras que la hipótesis de su destrucción fue planteada por el Arq. Carlos Page.
.

UBÍCUOS

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/15/2008 12:00:00 a. m.

5

Por estos días, el Tajamar es una sopa de algas en las que se enredan misteriosas tortugas acuáticas, carpas irisadas y graciosas gallaretas que trenzan sus nidos flotantes a la vista de ociosos turistas tendidos en sus reposeras.
 
Por estos días, el Tajamar es un corazón viejo que pulsa menos agua añorando la intemporalidad de los sauces y un fondo abisal que le fuera robado para alegría de las botellas vacías y de los pasos que poco a poco lo van convirtiendo en un erial…
.


 
Algún día de mil novecientos
 
“Desde cualquier loma circundante, la cúpula la espadaña y los muros acribillados de mechinales presiden la inauguración de este nuevo siglo. La villa comienza a ordenar la infancia de su vida urbana y del rancherío primitivo en torno a la vieja estancia, se levantan las primeras fachadas de prolijas cornisas. En los alrededores, las quintas reticulan la siesta de la burguesía cordobesa con amplias galerías y pérgolas de glicinas, parrales y jazmines. Si cierro los ojos, todavía los tuscales y la menta de los arroyos aroman la pureza del aire serrano, empeñado en representar olas, sobre la superficie azulada de un simulacro de mar.”
 
Crónicas de un altariano.

ALTURAS

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/12/2008 12:00:00 a. m.

6

Las voces de otras décadas siguieron saludándome desde los remotos claroscuros de una ciudad perdida: un páramo desolado, la severa omnipresencia del casco jesuita y contra las nubes, un trasatlántico encallado entre el Tajamar y las Sierras Chicas.

.
10-II-1910
Afectuosos saludos de
Sofía Petersen
 
Sobre una mesa Thonet de las galerías del Sierras, Sofía habrá trazado la elegancia de sus letras capitales, sin saber que ese rectángulo de cartulina haría un viaje de ida y vuelta a esta tierra de altibajos, resentimientos, luces y sombras.
 
Un domingo cualquiera de mil novecientos diez
 
"Los visitantes de... El Alto y los habitantes de... El Bajo se reúnen entre las curvas barrocas de la iglesia. Por una hora, la cúpula unifica géneros ásperos, mantillas de seda, traba corbatas de oro y alpargatas raídas, fríos padrenuestros y sentidas ave marías. Ya en el atrio la voluntad divina volverá a separar las aguas del mar una vez más y los carruajes se llevarán a los aristócratas hasta su palacio blanco, mientras que el cansancio arrastrará los pies sobre el polvo buscando su destino de ranchos y hornos de pan, más allá de un arroyo.”
 
.Crónicas de un altariano

TRÍGONO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/09/2008 12:00:00 a. m.

6

Hoy camino por veredas de baldosas rotas entre las que alguna brizna de hierba procura reconquistar la tierra perdida. Los mechinales de la morada jesuita continúan anidando palomas especializadas en bombardear las mesas plásticas de un bar contiguo que aguardan la rutina del café y el hastío futbolero. Carteles por aquí y por allá mienten, desmienten y maquillan la historia convertida en un recuerdo de resina, un llavero o un tapiz bordado en el altiplano mientras un pequeño ofrece pastelitos y peperina que nadie se digna a comprar.
.

 

Enero 9 1924
Desde Alta (G)r(ac)ia tengo el gusto de saludarlas en mi nombre y en el de Ramón.
María Elena Cospan
.
-Pero…
¡Qué alegría da recibir esta tarjeta! María Elena debe estar muy contenta con el aire de las sierras que hace tanto bien para el cuerpo y el espíritu. Ojalá pronto pudiéramos subirnos al tren, olvidarnos un poco del trajín capitalino y desayunar contemplando el paisaje, muero por los pastelitos de hojaldre almibarado que venden los changuitos en canastas de mimbre arropadas por inmaculados repasadores de lienzo. Espero que María Elena no olvide comprarle a los yuyeros de la plaza, el atadito de peperina que le encargué para los mates de la tarde…
.

SOLARES

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/06/2008 12:00:00 p. m.

3

(.
 
 Algún día de mil novecientos treinta y pico...
 
"Si esta plaza existe, es porque al último dueño de estos campos, se le ocurrió que el casco de una estancia jesuita, podía ser el corazón de una Villa. Hubo una repartija de tierras y la topografía decidió la división de clases entre El Alto y El Bajo. El páramo frente a la iglesia fue alambrado, más tarde las casuarinas y las palmeras entretejieron las primeras sombras del paseo dominical. El Benefactor encontró su pedestal de piedra en el cruce de las dos diagonales mientras el tiempo, aún no ha comenzado a construir su torre desde la que apuntará con índices metálicos, las horas de un nuevo centenario."
 
Crónicas de un altariano.
 
(NOTA: Las obras del Reloj Público, se iniciaron en enero de 1939).

ESQUINA

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/03/2008 12:00:00 a. m.

5

Despojadas de su voz emotiva, muchas postales se fueron acumulando entre las páginas de mis libros hasta que por fin, un cielo marfil se consteló de sílabas. Una araña de tinta, escapada del reverso para indicar un punto cardinal de la plaza, hallaba su encrucijada en el vértice inferior derecho:



.
Querida Renee: Espero habrá recibido mi carta del lunes. Nosotros recibimos cartas y giro, gracias querida. Escribo ahora a María Luisa y la Sra de Bonazzi. Recibí juntas con tu carta la de Luis y una de la Sra Bonazzi. La parte señalada es la esquina de la confitería de Abelino… Para el Domingo tendrán carta, besos a todos y de todos. Elena
 
Los sobres habrán cruzado el espacio que por entonces separaba latidos y respiraciones, habrán servido para serenar, prometer o asombrar mientras una iglesia jesuita continuaba envejeciendo frente a la plaza. Pero de la esquina y su confitería, ¿Qué pasos que no sean los de un empleado bancario quedan por añorar tras las altas fachadas italianizantes que aún perduran?

Junio de mil novecientos cuarenta y pico…
 
"Abelino es generoso con sus parroquianos, no aguarda la mención de su nombre ni el gesto convenido para acercarse hasta el vaso que ya ha sido apurado y llenarlo hasta el borde. Por la ventana, contemplo cómo el viento helado se hace visible al levantar el polvo de la calle que un par de mateos acaban de remover. Los inviernos son rigurosos en la serranía y el que se aproxima no romperá la tradición. Por suerte, Abelino se ha abastecido con botellas de todos los colores para que la lenta espera del verano, tenga el sabor que las destilerías del mundo supieron otorgarle a la fuga. Desde aquí, pronto asistiré al milagro de la multiplicación de las palmeras en la plaza de esta villa.”

Crónicas de un altariano.