LLUVIAS

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 5/13/2009 12:00:00 a. m.

8

.
Desde 1762 la modesta pero bella cúpula de nuestra iglesia coronó el valle de los comechingones. Miles de tormentas fueron tatuando su corteza de pan casero, leudado bajo la eterna paciencia del sol. Un par de veces recuperó la estridencia del rojo, el esplendor de las nieves que también la cubrieron y el gris azulado de las mismas tempestades que la fueron desluciendo…
 
.

.
Señora.……..……….
Virginia de Iglesias
Querida: amiga
Resiba nuestro saludo, creo que ustedes estaran bien son nuestros deceos aquí estamos sin novedad. Polito muy bien gordo y contento aquí nos callo una buena lluvia después de tanto tiempo y que buena falta hacia.
Saludos de nosotros para todos besos a la nena y nene: igualmente de Polito saludos de mi esposo al señor Emilio y demás familia un abrazo de su amiga
Antonia de Martino.
Octubre 1 de 1935
 
.
...y ahí continúa... vigilada por la espadaña y las voces de sus esquilones, luego de 247 años de temporales inclemencias y fatales restauraciones.
 

Comments (8)

Con esta última restauración no da deseos de fotografiar, la postal es disonante con el resto!, hoy justamente la observaba y preguntaba a la pintura de qué intendente habrían llegado?, saludos.

Estoy en contra de las restauraciones!
siempre los municipales quitando el sabor de la ruina y el olvido.
En el cementerio San Jerónimo hicieron estragos, sacando árboles, pintando todo de blanco. Ahora parece un jardín de infantes, pero con tumbas.

De Lugares...: El templo jesuita de Alta Gracia es el mejor exponente de una restauración improvisada: a finales de los 90 la Comisión Nacional de Monumentos... intervino solamente la cúpula con un reposteril resultado, el año pasado la municipalidad hizo lo propio con la fachada principal y los muros orientados al sur.
Mientras tanto nadie se hace cargo del interior que continúa deteriorándose y un plan integral de restauración todavía junta el polvo de los estantes burocráticos.

En cuanto a los colores rescatados en la fachada, hay opiniones divergentes que deberían haberse corraborado con estudios y pruebas de laboratorio, porque mientras algunos dicen que los estucos coloreados que se hallaron en las molduras, son originales de la época jesuita, otros sostienen que las fachadas solamente estaban encaladas. Este último enfoque está contaminado por el concepto de "producto turístico", que pretende uniformar la imagen de las estancias sin que importe demasiado el rescate de sus valores intrínsecos. Es lo que podría denominarse la "Disneylandización" del patrimonio.

Para pesar de los "cazadores de imágenes" lo que hoy se ve parece un rompecabezas de piezas nuevas y derruídas que impiden una lectura homogénea del monumento cuya grandeza también se ve amenazada en lo estructural por la inacción y la desidia.

Rev. Henry Kane: El resultado de las malas restauraciones es exactamente el que usted describe.

La conservación y consolidación son necesarias para impedir la destrucción del patrimonio, el problema es que en nuestro medio existe muy poca gente capacitada para emprender una tarea tan delicada y demandante de tiempo, características que están en las antípodas de los intereses políticos de cualquier gestión de gobierno marcada por el latrocinio y la falta de inteligencia.

Todas las inclemencias del clima, no pueden con las fatales restauraciones, no?
Saludos patinados!

Nélida: La pátina del tiempo tiende a uniformarlo todo, pero mientras tanto tenemos un edificio que luce como un saco roto, remendado con trozos de género nuevo.

Estimado Walterio, pase por mi templo: hubo restauraciones y hay material nuevo. Un abrazo!

Reverendo: Con mucho gusto me daré una vuelta para orar por la buena nueva.