EMPACHO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 5/13/2011 12:00:00 a. m.

6

En la página 100 del libro YERBAS MEDICINALES ARGENTINAS escrito por Domingo Saggese leo: 


Nº 132 PAICO
Nombre científico: Chenopodium Ambrosiodes Y Var, Anthelminticum L.; 
Roubiera Multífida y Roubiera Bonaerensis Moq. Et Hook (Paiquillo). 
Chenopodiáceas. 

Nombres vulgares: Paico macho, Te de los jesuitas, Te de 
España, Caá-ne, yerba hedionda, Yerba de Santa María, 
Hoja Pasote. 

Se lo encuentra en forma silvestre en Córdoba, San Luis, Misiones, Entre Ríos, Corrientes, Tucumán, Catamarca y La Rioja. 
Es muy usado en toda la República, y los jesuitas cuyo nombre tiene, usufructuaron en los siglos pasados, su venta en Europa y América haciendo grandes ganancias. 
Tiene propiedades estimulantes, carminativas y vermífugas. 
El paico, cualquiera sea la edad del niño, evita y cura los empachos, evita y elimina las lombrices que con tanta frecuencia mortifican a los niños. 
Cura por lo tanto las nerviosidades, desasosiego, malestar y llanto de los nenes. Se usa como té (3 gramos por tacita). Puede agregarse y mezclar a la leche del biberón. 
Parte que se utiliza: Las hojas. 
 
 Villa Carlos Pellegrini - Alta Gracia
 

Alta Gracia 3/1/50

Querido Marianito. 
Espero todos con buena 
salud y que habras pasado 
bien las fiestas 
sin empacharte. 
Te auguro que los Reyes 
se acuerdan de vos 
y hermanitos hayan dado 
lindos regalos. 
Saludos a mamá y papá, 
a Elsa, para vos y hermanitos 
muchos besos. 
Con cariño tu abuela 

Nattalieta 

En el patio de la casa de mi abuela, una maceta con la mata de paico, las tazas Rigolleau con una hoja fosforescente navegando en su fondo, el serrano sabor de la curación. 
Las esperas en el porch de Doña Piru y los floreados lazos de un batón o los gastados números de su cinta de costura, para medir y descontar los centímetros de la dolencia. 


Comments (6)

la natura nos lo da todo y nosotros que seguimos empeñados en no escucharla.
Ah! Doña Piru, si habremos transitado y esperado asustados por sus manos milagrosas.

Ver e imaginar una Alta Gracia libre de contaminaciòn sonora y ambiental, despierta en mi sensaciones maravillosas, me hubiese gustado ser parte de esa tierra virgen, donde cada uno podìa sentir a la naturaleza en su piel y en su alma. De todas maneras no es poco poder recordarla a travès de estàs imagenes. Gracias por recrear mi alma.

En los recuerdos de mi infancia, la magia de las manos de una abuela, el olorcito a alcanfor en mi pecho guardado en una bolsita,y el libro de hierbas medicinales a mano para dar solución a aquellas dolencias cotidianas....Pero a pesar de todo, la mejor medicina: EL AMOR...

Nélida: Y tan cerquita nuestro, la sierra con sus yuyos... Doña Piru ya es una leyenda, si hasta los médicos le derivaban niños para que los curara del empacho!

MARCELA: Todos añoramos un pasado ajeno, esa curiosa nostalgia por lo que vivieron otros, mucho antes que nosotros estuviéramos aquí.

CLAUDIA: Uno conserva el recuerdo de la infantil desprotección ante la enfermedad y la salvífica caricia del amor como parte del tratamiento.