NARANJO

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 5/06/2011 12:00:00 a. m.

12

Angélica se queda mirando la canasta que le trajo Felipe, el perfecto resultado de los azahares que con el perfume y el zumbido de las abejas, unifican los patios de sus casonas. Luego busca en su carpetita entelada, una receta que oriente el destino de la jugosa ofrenda: 


TORTA DE NARANJA 
4 huevos, 
¼ cucharada cremor tártaro, 
1 taza de azúcar,
la cáscara rallada de una naranja, 
1/3 taza de jugo de naranja, 
1 ¼ taza de harina, 
1 ½ cucharada de polvo de hornear, 
¼ cucharadita de sal. 

Batir las claras con el cremor tártaro, añadir las yemas una a una. Agregar el azúcar poco a poco, y mientras se bate constantemente, saborizar la mezcla con la cáscara y el jugo de naranja, luego incorporar la harina con el polvo de hornear y la sal. 

Casi una hora más tarde, del metálico vientre de la cocina a leña, sale un molde humeante conteniendo el alquímico secreto de la transmutación naranjal. 
Barrio Sur se prepara para las visitas, el rito del mate, la caricia robada en su ofrenda, el bocado esponjoso del manjar dorado, que como un beso, anticipará la cotidiana armonía familiar. 

Cierras - o sean – montañas - 
Alta Gracia – Vista del Pueblo 



Sr Juan Leich y Familia 
Feliz Año nuevo 
les decean 
Ernesto Grassi y Señora 
Alta Gracia 
Enero 1º de 1911 

Mayo de 2011 
 
Si en el presente me siento un extraño, es porque me han robado los ciruelos, me han enajenado los granados, me han arrancado los naranjos que perfumaban algunas calles y paseos de Altaria. Quedan pocas invitaciones urbanas para el deleite culinario, una ciudad sin frutales, es un caserío insípido que se conforma con las sobras del olvido… 
 
Crónicas de un altariano

Comments (12)

ES UNA DELICIA Y UN SOSIEGO EL VIERNES A ESTA HORA DELEITARME CON LA FRAGILIDAD DE LOS RETIROS. UN BESO

Bello! Gracias!
Te cuento que le mandé tu blog a una prima de mi madre, de Rosario, que pasó muchas vacaciones de infancia por estos pagos y le encantó!
Un beso,

en casa todavia guardo como memoria viva de mis abuelos dos naranjos de indescritibles naranjas de ombligo, un granado un poco rengo, higuera y ciruelo, todos de la huerta familiar...y lamento el caki y el peral que mureron de puro viejo...

que ricoooo.Walt,tu forma de escribir es adictiva para mi,si haces un libro?

MARCELA: Y para mí es un honor que tus viernes se cubran de postales.

ALBERTINA: Gracias!
Creo que la mayor satisfacción que me puede ofrecer el blog, es este tipo de noticias: el reencuentro con el paisaje vacacional de la infancia.

JAVIER: Es bueno saber entonces, que la ciudad conserva algunos perfumes y sabores.

ANDRÉS: Publicar el blog en forma de libro es mi gran sueño, solo que no se por dónde comenzar con ese proyecto. Algo me dice que pronto llegará la oportunidad...

hoy es un día especial para esa alquimia redentora de mates, torta de naranjas en horno de leña y los olores invadiéndolo todo. Sí lástima que sacaron esos naranjos, por suerte algunos quedan en la veredas de ciertas calles como bastiones de la vieja ciudad.

NÉLIDA: Los aromas culinarios entrecruzados con los de la naturaleza, son parte del paisaje que sostienen la memoria, por eso es bueno recrear las ceremonias que propicien el encuentro.

Hace poco en uno de los barrios mas alejados del centro de mi ciudad San Nicolás, descubrí un par de árboles de peras. En la esquina de mi escuela de toda la vida, mucho mas cerca del casco céntrico, aún sobreviven los naranjos salvajes. Son postales vivientes del pasado, apenas una muestra de casi un siglo de quintas con frutales y viñedos; el sustento para la mesa familiar y en muchos casos, el sustento económico de aquellos inmigrantes europeos.
Luego el "acero" fue reemplazando la actividad quintera.

Qué los reemplazó en Altaria?

Arte Joe: A los naranjos de las veredas los reemplazó esos horribles siempreverdes disciplinados que por si fuera poco, algunos vecinos podan para que tengan forma cúbica o cilíndrica.