EVENTOS

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 4/15/2012 12:00:00 a. m.

8

Llegar a destino con el cansancio de los durmientes ferroviarios aun repicando en las sienes, abrazar a los parientes ansiosos, sentarse a la mesa, compartir la primera cena con las últimas noticias de los que están ausentes: los niños que crecen, que avanzan en la escuela, que conquistan triunfos en un potrero, que descubren los argumentos de la felicidad y del fracaso.

Volver a percibir el calor de los seres queridos, interrumpido por la lejanía y las obligaciones urbanas, prepararse para abrir un paréntesis serrano de chapuzones en el arroyo, mates con peperina y pastelitos de membrillo, paseos en burro, caminatas por los cerros, siestas orquestadas por chicharras.

Intentar recomponer la trama del tiempo con la caligrafía que la prisa y el descuido improvisa en el revés de un típico paisaje altagraciense:


37-El Tajamar-Alta Gracia


25 Febrero 1960
Llegamos día (4) a las 16

Queridos hijos nos encontramos
a dos cuadras de esta
vista llegamos bien con
calor llegamos con atraso a
las 10 de la noche a casa de
Antonia que estaba en la
estación. Oy llueve no
salimos. Un veso
fuerte al nene y cariños
para ustedes

Pilar d…

Enviar una postal para que en cada lectura, el tren llegue nuevamente, la tormenta vuelva a desatarse y los besos corrijan el error de la distancia y el paso de los años…

Comments (8)

En algunas postales que he podido rescatar de mi casa materna (¿paterna?) he notado que, aún con buena ortografía y caligrafía, quien escribe empieza sin calcular si el espacio requiere un resumen previo. La letra va achicándose e incluso trepa en los costados para añadir el saludo. Defecto que aprendí a corregir a fuerza de coscorrones cuando me indicaban enviar postales a los familiares. Quizá porque no sabía que decir escribía mucho. (Espero no sea este el caso).

"Lo cotidiano se vuelve mágico".

Esos errores de ortografía me provocan mucha ternura, no tienen el color de los errores ortográficos del presente sino un resplandor de ingenuidad, modestia y frescura que dan ganas de abrazar a la persona que los escribió.

Biemvenidas sean las postales con errores o si ellos.

Claudia

nfer: También era usual seguir escribiendo sobre la imagen, tengo algunas postales que son verdaderas cartas.

Alejandro: Porque lo cotidiano siempre es mágico, aunque no lo sepamos registrar.

Tina: Es que en esos errores pequeños, lo humano se nos aproxima mucho más.

Claudia: Bienvenidas sean las bienvenidas...