ENTRADA

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 4/15/2011 12:00:00 a. m.

4

Los años se encargarían de construirle un marco a todas las postales de Altaria, un ingreso escrito con neón lila y rosado para recibir a los turistas por una avenida de modernas ambiciones… 
 
.
Pero este modesto contrapunto racional, para el histórico patrimonio enclavado al oeste, fue menospreciado finalizada la década del ochenta del pasado siglo y la austera horizontalidad de la placa de hormigón calada, sustentada por sus pilares, quedó enmascarada por una artificiosa escenografía de molduras que no pudo adaptarse a la asimetría que los sueños de futuro, le supieron imponer. 
.
no hay ni una postal.

Comments (4)

no recuerdo la oficina de la derecha....por supuesto debia ser una oficina de turismo, ya que esta al llegar, el actual merece un justiciero acto de demolicion por tanta porqueria presuntuosa, untuosa, mal construida, desamorada, achatada parroquial, haragana y mendaz.Casualidad: escribiendo el ultimo arco encuentro tristes coincidencias con los ultimos años, pareciera que inaugurara no solo un espacio, sino tambien un tiempo, de ahi en mas....

Javier: En este "re hacer" que la ciudad viene experimentando en los últimos años (Plaza, Sierras Hotel, boulevares) se ha perdido la pureza conceptual y la calidad técnica que les diera sentido, por eso el resultado es tan artificioso como chabacano.

guuaaauuu ese pórtico de entrada, si lo habré visto y la verdad nunca me gustó, como tampoco me gusta el de ahora. ¿Será que tendremos que aprender también, a mirar lo feo?...
Esa casilla que tiene sobre su margen derecho, no consta en mis recuerdos, nunca la ví. Si habré cruzado y jugado a las escondidas por allí y de pies descalzos!
Besos

Nélida: Es cierto, este pórtico tampoco llegó a expresar muy bien la identidad cultural de Alta Gracia, pero rescato que tenía una intención de modernidad para un sector totalmente nuevo de la ciudad y con un lenguaje bastante logrado para la época y que hoy se retoma en una versión minimalista.
Si la losa hubiera prescindido del apoyo central habría sido más elegante como enmarque de las sierras.
Haber disfrazado esta estructura con un falso estilo neocolonial denota un atraso ideológico-estético alarmante que se dispone a confundir autenticidad con falsificación histórica.