ERRANTE

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 10/14/2011 12:00:00 a. m.

4

Si hubo un personaje de nuestra historia, que fue desalojado una y otra vez de su propia casa, ese fue Don José Manuel Solares, cuya voluntad permitiera que la Estancia Jesuítica de Alta Gracia, fuera la única que a su alrededor gestara una ciudad.
 
Su modesto busto recorrió todos los rincones de la plaza que debería honrar su memoria con un lirismo que hoy está ausente de los rígidos planos de hormigón que la contienen y la intrusa textura del pórfido, que jamás emergió del corazón rocoso de Paravachasca…

 
 
“Tras ser desmantelado, el busto de Solares tuvo un solitario deambular, primero fue ubicado a mitad de cuadra sobre la vereda que da a la Avenida Belgrano. Luego fue mudado al famoso cuatro y posteriormente desplazado a la esquina, cercana al edificio municipal. Inaugurado el nuevo relieve de la fuente, fue llevado al patio de la escuela que José Manuel Solares creara y que lleva su nombre. Actualmente se encuentra al costado derecho de la puerta de ingreso del mismo edificio. “

VIII Jornadas de Historia de los Pueblos de Paravachasca, Calamuchita y Xanaes
“La Plaza Solares de Alta Gracia con Corazón e Historia”
Ponencia presentada por:

Nilda Beatriz Moreschi
Museóloga.

Javier Rojo
Maestro Mayor de Obras.

Walter H. Villarreal
Arquitecto.

 

 
 
Diciembre de 2010
 
Para un viajero en el tiempo, resulta inexplicabe comprobar la injusta indiferencia que el futuro suele proyectar sobre algunas vidas.
 
En vísperas de la navidad, asisto con cierta desconfianza a la reinauguración de una plaza que supo ofrecerme el susurro de las gigantescas casuarinas, el compás marcial de una banda, el cortejo respetuoso del luto, la fé de incontables procesiones, la algarabía de los carnavales...
 
Desde una esquina, la imaginaria figura del escribano español que recibiera estos dominios comechingones, continua erguida sin objeciones sobre un pedestal lejano al original enclave de su Potrero de San Ignacio de Manresa. Busco entonces, en cada rincón de este páramo rocoso y descolorido, el perfil gentil de Solares, pero solo vuelvo a encontrarme con las dos tipas que hunden sus manos en el suelo, aguardando también su llegada.

Crónicas de un altariano

En pocos meses, la nueva y desangelada plaza, cumplirá un año con grietas, maltratos y la ausencia de nuestro Patriarca Serrano.


Nota: La fotografía a continuación de la postal de la plaza, se publica por gentileza del archivo histórico de la Escuela Manuel Solares.

Comments (4)

¿Y qué es esa cosa que pusieron ahora en la nueva fuente?

Todos nos preguntamos lo mismo...

Es como un rulo o un clavo doblado.

Alejandro: Algo así... o peor.