PAISAJE

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 7/11/2008 12:00:00 a. m.

3

El Chicam Toltina va escalonando sus aguas frías, las mismas que en algún momento deben haber estado pulsando su vida por mis venas.
 
Tal vez, en el futuro las navegue buscando un pantanal o me estremezcan al verlas desplomarse desde un glaciar azulado.
 
Probablemente evaporen sus lágrimas desde un sauce y se pierdan como una nube errática…
Quizás en alguna lejana selva, el arroyo de los comechingones florezca en la belleza de una orquídea…
 
El Chicam Toltina, va escalonando sus aguas frías, seguro que cuando se encuentren, aguas abajo en el Anisacate, arrastrarán otros cansancios y tristezas, ¿será por eso que el mar es salado?
 
 

Noviembre 14 – 1924
 
Sra Mercedes S. de Ribolta
Querida Hermanita
 
Te mandamos esta vista para que mas o menos te des cuenta de lo pintoresco de este lugar. Recibí tu muy extensa carta y te aseguro que si hubieses estado cerca te hubiéramos pegado porque para colmo fue la única carta que hoy recibimos.
Muchos recuerdos para Pepe la mamá y tú recíbe
los cariños de María y Amanda.
Muchos besitos al nene…
 
-¿Por qué me habrían pegado?
(Solo les sugerí que aprovecharan para bañarse desnudas en ese arroyo).
 
Un día cálido de mil novecientos veinte y pico
 
"Extiendo los brazos bajo las cascadas del tiempo, el arroyo me da en el rostro un golpe de agua dulce, de agua de menta, de agua de violetas salvajes y peperina. Truena entre las piedras, es manso pero en la resaca de las orillas guarda memoria de todas sus crecientes…
 
Mantienes la hebra
que al sauce me enhebra
y te expandes perverso,
ante los venenos que te acechan.
ni roca, ni mano, interrumpen
tu causa de cauce:
abierta herida de fertilidad."

Crónicas de un altariano.

Comments (3)

Precioso blog, entrañable, poético... Las aguas que van y vienen en su ciclo, y aunque sea el mismo río, siempre traen y llevan algo diferente... lagrimas, cabellos, hojas...recuerdos de emociones que se pierden en la memoria personal... tal vez por eso los entregan al río, para que el los guarde y los entregue a los destinatarios de esas emociones... Para que tal vez algún día los haga volver a su origen, llevando esta vez una respuesta. Un saludo

Pensar que desde ayer guardaré en mi haber un pedacito de arroyo. Perdón, las mortajas no tienen bolsillos: pero mis hijos, y los hijos de ellos tendrán dónde ir a disfrutar de un amanecer. Estoy tan contenta ¿se me nota?.
Siempre -y a lo largo de mi incipiente existir- he tenido cerca el paso del agua. Dicen que a los de piscis nos pasa eso. Nos llama el agua.
En un momento, la plaza de los monos frente a los Capuchinos. En otro, la fuente del Paseo Sobremonte. Intermedio a ésta, la visita semanal a una zona del puente de Villa Warcalde. Tras la crisis, llegué a las orillas del Anisacate y una serie de descubrimientos en materia hidráulica. Y finalmente, mi arraigo se posa en la ribera del "Cañito".
Maldigo a Larreta, su country y a su trouppe, si me cortan esta inspiración. Sólo ayer la empecé.

Homo-Sapiensis: El agua y el tiempo que se nos escurre entre las manos, que nos lame la piel para dejarnos su huella...
...y el origen, esa búsqueda necesaria.

Maru: Te felicito una vez más por encontrar tu lugarcito a la vera del Chicam Toltina. Ojalá todos los vecinos del arroyo pudieran dignificarlo como sé que lo harás junto a tu familia.