ALTARIA

Posted by Walterio | Posted in , , , , | Posted on 6/21/2008 12:00:00 a. m.

5

Altaria se manifestó en los paseos dominicales como una sospecha infantil entre los balaustres descascarados, tras los portales eclipsados por infinitas capas de pintura, en la urdimbre de hiedras y olvido que ocultaba casonas dignas de un cuento fantástico.
De aquellas siestas, recupero el perfume resinoso de las lambertianas junto al sabor de las ciruelas pasas que una abuela inglesa (que no era mi abuela) me ofrecía en un plato decorado con flores azules entrelazadas, mientras me quedaba en su biblioteca, curioseando los grabados en las páginas ásperas de un libro que por aquel entonces no podía leer en su idioma original.
.
.
Un día la biblioteca se fragmentó en los canastos y paquetes de una mudanza a Buenos Aires, pero años más tarde recibí de un abuelo inglés (que no era mi abuelo) "THE TIME MACHINE" de H.G. Wells, con una tarjeta en la que me agradecía la postal con un perro parecido a mi Arlequín, que yo le había enviado para su cumpleaños.
.
Ese libro fue mi primer gran viaje en el tiempo...
.
(Aunque todavía disfruto de las ciruelas pasas y el perfume de las lambertianas de tanto en tanto me abre las puertas de Altaria, nunca tuve trabajos importantes).

Comments (5)

Walterio me encantó esta remembranza!!

-Boleto, ¿a dónde va?
-Al Alto ¿éste va? ¿o no? es que cobré la jubilación y con el aumento de taxis no me conviene, ¿vió?
-Si, señora, es sólo un peso.
-Boleto ¿a dónde vas?
-¿Me alcanzás hasta un poco más allá de la Terminal, camino a La Gruta?
-Bueno¡¡¡¡Vaaaaamoooos!!!!
[se siente el impulso de la marcha, y mediando la cuesta de la Belgrano, se escucha adentro del colectivo...]
-Señooooooressssss, muy buenos díasssss, y muchas gracias por prestarme su gentiiiiiiilllll atenciónnnn. Hoy tenemos para mostrarrrr... un hecho inéeeeeeeeeditoooo.
-¿Cómo?
-¿Qué?
-¿Qué dice éste, che? ¿lo escuchaste? ¿Qué vende?
-Síiiiiiiiiii, un hecho que conmocionará a este queridoooooo puuuuuúblicooooo, uuuuuúnico por sus características incomparables. Porque nunca habrán podido disfrutaaaarrrr de semejantes virtudesssss y promociónnnnn ¡Con uuuuuuuusteeeeeedessssssss... [corre la seda, y aparece una cajita] laaaaaaaa máquinaaaaaaaa dellllllllllll tiempooooooooooo...
-Ahhhhhhhhhh!!!!!!
-Ohhhhhhhhh!!!!
-Ayyyyyyyy!!!! ¿y éste?
-Pues sí señoresssssssss, no lo podrán creerrrrrrrrrrrr, pero es cierrrrrrrrtoooooooooooo. En la palma de mi manoooooooooooo sólo cabeeeeeeeeeee este verdaderooooooooooo proooooooooooooooooooooodigiooooooo de la cienciaaaaaaa. Sólo al abrir esta pequeña cajita de cristal -tras instrucciones- podrán disfrutarrrrrr lo que es voooooolaaaaarrrr al tiempo.
Podrán disfrutarrrrrrr cuando el trabajo no existíaaaaaaaaaa. Donde el paisaje se vale por sí mismooooooooooo, donde el hombre no es más que eso: el hombre sin nada de comodidades ni transformaciones, debiendo transformar su mediooooo para subsistir. El hombre frente al suelo y un arado. Unnnnn viaje donde ustedessssss podrán deleitarrrrrrse con lo mejor del aireeeeeeeeee para sus pulmonesssssss. La mejor de las vistas para sus ojossssssssss, los que no podrán creer lo que tendrán ante sí.....maraaaaaaaavillasssss. En una palabraaaaaa.... Yo les prometoooooo que si comprannnnn esta máquinaaaaaaaaaa, hoy entenderán dónde estaban hace más de 100 años los habitantesssss de Altariaaaaaa....
-Ay ¿te parece? ¿o es una locura, viejo?
-Esta locccooo el tipo... Chola, reee- mamaaaaado.
-¿Y? habría que fijarse, no séeee. Cómo le podrá uno creer ¿qué pensarán los demás?
-Y en estaaaaaa humilde presentaciónnnnn, compacta y durable, ustedesssss sólo tendrán una sóla oportunidaddddd de disfrutarrrrrr. Aunque les recomiendo agilizar los hechos en un espacio privado. El precio que comercializamos semejante deleite turístico al pasado.... y tan sólo por ser una promociónnnnn, es de tan sólo la chuchería de 55 pesossssss.
-Ahhhhhhhhhhhhh.
-Ehhhhhhhh [entre dientes] ¿será válido? sino no sería lo que sale...pero nos podemos hacer famosos en el diario por nuestros comentarios...
-Pero dejate de joder vieja.. ¡¡¡Cómo vas a ser tan ilusa!!!
-Pero sí, Chiche, 55 pesos, dáselos. Nos hacemos famosos si nos sale bien. Imagináteeeeee
-Compralo vos, si queré, pero yo no me hago cargo de irte a buscar ¿eh?
-Jajajaj, viejo, ¿qué pensabas? Si vamos a viajar juntos ¿como vas a pensar que te voy a dejar en ésta? [Y en voz alta] ¿Y dígame, señor vendedor? ¿si compramos una cajita... nos servirá para transportarnos a los dos?
-Peroooooo síiiiiiiiiiiii Ssssseñoraaaaaa. Está maquina es únicaaaaaaa. Sus componentes no fallan, son de efecto múltiple si se sabe bien administrar y se siguen las instrucciones adjuntas. Autotransportaaaaaaaaa a quienes están inmediatosssssssss a su efecto centrífugooooooooooooo. Aunque les repito.. les recomiendo en un espacio privado mediar los efectos.
-Uyyyyy.. entonces.. deme sólo una.
-Cincuenta y cinco, doña... tome el vuelto. Graciaaaaaaassssssss. ¿Alguien más por aquí? Solo por hoy..... la auténtica máquina del tiempo en tamaño compacto, a cincuentaaaa y cincooo pesitossss , sólo para la promoción. Y buehhh. Graciasssss, me bajo en la prossimaaa, chofer [y bajito dijo] ¡Mi unico viaje....! Me parece que cambio de productooooooo en la prosimaaaa
[A la semana siguiente, se lee en el titular del diario]
MATRIMOMIO ASEGURA HABER VIAJADO EN EL TIEMPO.
Tras haber conseguido de un vendedor ambulante una curiosa máquina del tiempo, dos reconocidos vecinos de Altaria, aseguran haber alcanzado el avistaje de la ciudad en los tiempos de Lepri. Nos aseguran pruebas contundentes. Pág.4.


GENTE ¿cuáles pruebas consideran que se presentaron? Walterio, vos que tenes fotos o imaginación- como tus bloggeros- ¿cuales habrán sido las pruebas? Anímense!!!! Y luego les cuento.

Nélida: Mis abuelos ingleses que no fueron mis abuelos administraron la estancia "Dos Ríos" cercana a Despeñaderos en la época en que mi verdadero abuelo murió allí siendo capataz.

Maru: La intendencia de Lepri transcurrió entre 1900 y 1904, el Sierras Hotel no se había construido todavía pero el tren ya llegaba desde el año 1891.
Una prueba de esa época podría ser el menú del hotel "La Florida" u "Hotel Inglés" erigido entre 1894 y 1895 para el personal ferroviario.

Qué linda historia.
Yo sé de parientes prestados o adoptados (¿O cómo se dirá?)

Un abrazo.

Eugenia

Euge: yo les decía "abuelos postizos" porque esa fue la definición que ellos mismos eligieron.
Los Green estuvieron presentes en mi infancia como unos personajes mágicos, me enviaban libros, juguetes y cartas escritas con una caligrafía impecable que aún conservo con mucho cariño, me heredaron la pasión por los árboles, las flores, los scones con mermelada de naranjas y el té (sin azúcar), las canciones de cuna en inglés (lullabies), el nombre "Arlequín" que sobrevivió 5 generaciones de perritos y el respeto por la libertad de los pájaros.